Empresarial

Cada día estamos expuestos a nuevas formas en las que podemos experimentar y nombrar nuestra identidad. En la medida que estas posibilidades son cada vez más diversas, los espacios laborales se encuentran con el reto y la necesidad de actualizarse con el fin no solo de acoger la multiplicidad sino también aprender de ella.

Una empresa incluyente cuenta con:

1. Políticas formales incluyentes

Las empresas crean políticas que explícitamente apoyan a la comunidad trans y ofrecen un protocolo claro de acción. Esto incluye, por ejemplo,  políticas que le permiten a los empleados utilizar el baño de su elección, así como exigir la presencia de baños de género neutro que contemplan alternativas para desechar productos menstruales.

2. Políticas de código de vestir

Las políticas de código de vestimenta y presentación personal inclusivas permiten a todos los empleados llevar la ropa profesional que elijan, independientemente del sexo asignado al nacer. 

3. Reconocimiento de nombres y pronombres

Las practicas incluyentes contemplan la creación de políticas que garantizan que los nombres de los empleados se registren con precisión en los sistemas de Recursos Humanos independientemente del indicado en el documento de identidad. También le solicitan a todos los empleados que indiquen los pronombres en las firmas de correo electrónico.

pexels-fauxels-3184431.jpg

4. Programas de capacitación

No todas las personas han sido educadas para interactuar con personas de género e identidades diversas. Aunque tengan una buena intención muchas aproximaciones pueden resultar ignorantes y revictimizantes. Por este, motivo, toda empresa que esté contemplando abrir un espacio de inclusión también debe formar a sus trabajadores si desea conseguir una integración exitosa.

5. Protocolos antidiscriminación

En caso de que se produzcan situaciones discriminatorias las empresas incluyentes cuentan con un proceso de denuncia formal que responde efectivamente a las preocupaciones de los empleados, a partir de las cuales ofrecen alternativas reales de cambio junto con la posibilidad de recibir apoyo o atención psicológica que contenga los efectos de la discriminación laboral. 

Las políticas de inclusión no solo favorecen el bienestar de las personas con diversidad de género sino de toda la estructura organizacional, ya que en la medida en que los empleados se sientan respaldados por su empresa para ser auténticos podrán alcanzar su máximo potencial.

¿Por qué ser una empresa incluyente?

emp_lgbtiq_p7_lunes.webp

 ¿Cómo va la inclusión empresarial en Colombia?

empresas3.jpg
empresas2.jpg
empresas1.jpg

¿Eres una empresa que quiere unirse al cambio?

¿Buscas acompañamiento o asesoría profesional para desarrollar herramientas para integrar y formar a sus empleados en inclusión LGBTIQ+?

Contacto

+57 319 409 0853

  • LinkedIn

Natalia-restrepo-bueno